martes, 5 de mayo de 2015

TÉLAM A TRAVÉS DE TERRA - TEMPERLEY 0 / SAN MARTÍN 1 - 5/5/15


San Martín de San Juan venció con justicia a un confundido Temperley

San Martín de San Juan volvió a ganar como visitante luego de tres derrotas consecutivas en esa condición, tras doblegar a Temperley por 1 a 0 al cabo de un aceptable encuentro disputado esta noche, en el Sur del Gran Buenos Aires, en el cierre de la undécima jornada del Torneo de Primera División "Julio Humberto Grondona".
Emanuel Martínez anotó el único tanto del partido a los 42 minutos de la primera etapa.

De esa manera, el elenco sanjuanino cortó una racha negativa como visitante y se acercó a los diez principales puestos del certamen, mientras que el "Gasolero" volvió a patinar como local, algo que antes era poco frecuente.

El comienzo del match mostró un ritmo vertiginoso y apenas iniciado el mismo Marcos Figueroa dispuso de dos chances clarísimas para anotar.

A los 30 segundos estrelló un remate en el travesaño y un minuto después desvió inexplicablemente un disparo desde inmejorable posición y con el arco a su merced.

Tras esa ráfaga sanjuanina el encuentro se hizo un tanto más parejo aunque siempre dio la sensación que el elenco cuyano, aun sin disponer del control del balón, estaba mejor parado en la cancha que su adversario.

Sustentado en la firmeza de Mattia, sumada al despliegue incansable de Pumpido en ofensiva, San Martín sorprendió al local atacándolo con mucha gente.
La formación de Rezza dependió de la inspiración del tan habilidoso como empecinado Esparza por el andarivel izquierdo y de Sambueza por el diestro.
El tanto que logró Martínez (a préstamo de River y debutando oficialmente en Primera) sobre el final de la etapa inicial con un remate desde corta distancia luego de una asistencia de cabeza de Pumpido, le colocó un tinte de justicia al marcador debido a que el conjunto de Mayor fue más incisivo que su adversario a la hora de atacar.

El complemento acrecentó la impotencia "gasolera" y le permitió al "santo" elevar aún más su autoestima con rendimientos individuales que estuvieron muy por encima de los del elenco del Sur del Gran Buenos Aires.

A las buenas tareas de los citados Mattia y Pumpido se agregaron el andar incansable de Gómez, la ubicuidad de Navarro y la atinada labor de Bogado. Demasiada carga para un Temperley confundido y carente del volumen de juego indispensable como para comprometer a la sólida línea defensiva "verdinegra" que recién sobre el final atravesó algunos sofocones debido a los furiosos embates "celestes".

En la jugada más peligrosa el dueño de casa casi empata el partido sin haberlo merecido pero Ardente logró conjurar, en brillante intervención, un furibundo remate del ingresado Brandán que tenía inexorable destino de red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada