viernes, 4 de septiembre de 2015

LA VOZ DEL INTERIOR - RICARDO REZZA EN LA PREVIA DE TEMPERLEY / BELGRANO - 4/10/15

Ricardo Rezza: En Temperley aspiramos a ser como Belgrano

Técnico de Temperley. En 1998 condujo al Pirata a Primera División, categoría a la que también llevó a Gimnasia y Tiro y a su actual equipo. Es el DT más veterano en la elite.

3
Ricardo Rezza, DT de Temperley, con sus 67 años es el más longevo de los técnicos de Primera, y regresó al círculo mayor de la mano de los gasoleros, a quienes condujo por la B Metropolitana para colocarlos en la máxima categoría.
Quien fuese entrenador de Belgrano en el ascenso de 1998, hoy intenta conseguir la base de puntos que le permita al equipo asegurar su permanencia en Primera, y a la vez sueña que la institución que hoy conduce imite el presente del Pirata y obtenga una firmeza en la categoría con proyección de juveniles.
“Estamos bien y cerca de conseguir los objetivos que nos propusimos en el inicio de la temporada. Buscamos lograr las unidades necesarias que nos dejen sin problemas de descenso y, si se puede, sumar algunos puntitos más”, sostiene Rezza sobre el presente del Gasolero.
– ¿Es tan complicada como antes la Primera?
– La verdad es que se viene dando como nos habíamos imaginado que sería. Más para nosotros, que tuvimos muchos debuts. Nos está costando ser efectivos en los partidos, por eso es que pretendemos ser un equipo compacto al que le hagan pocos goles, como para no sufrir.
– ¿Es despareja la categoría?
–Lo es a la hora de hablar de los presupuestos, hay cuatro o cinco que gastan mucho más que el resto. Y de ese resto somos uno de los más modestos. Pero en contrapartida, en cancha la cosa no es tan así. Fíjese que perdimos ahí con Boca, con Racing, empatamos en cancha de River y ganamos en Rosario. Esto es así porque es a un partido con cada rival, con los que no se dan ni grandes diferencias ni goleadas.
– Pero los grandes mandan...
– Claro, es que tienen jugadores más efectivo. Escuché una vez que un jugador de Boca gana más que todo nuestro plantel, y eso no es casualidad, me entiende. Lo que a nosotros nos cuesta cuatro o cinco chances, ellos lo hacen en una.
– ¿Cómo logra motivarse para seguir dirigiendo?
– Pasa por estar cómodo en el club y lo estoy, con los muchachos, con los dirigentes y con la gente, me siento querido. Uno hace lo que le gusta y me voy poniendo metas para alcanzar; la de hoy es sostenerse en Primera.
– ¿Qué sabe de la actualidad de Belgrano?
– Me han dicho que Alberdi está muy cuidado y que tiene una ciudad deportiva muy buena, algo bastante lejos de lo que me tocó vivir. Recuerdo que algunas veces entrenamos junto al río, que nos íbamos hasta Ascochinga o en la auxiliar del Chateau. Hoy por hoy, Belgrano tiene buenas inferiores y lo he comentado en el club que estoy: deberíamos aspirar a ser como Belgrano.
– Después de las cosas que le tocó vivir en Córdoba, ¿le sorprende que Belgrano sea un ejemplo?
– No, porque hay cosas que ha hecho muy bien. Se afianzó en Primera, sacó juveniles para vender, otros para proyectar en su equipo, trae lo justo y necesario, y sostuvo un entrenador durante mucho tiempo, lo cual habla de un proyecto a largo plazo que son muy pocos los que lo hacen. Suelo decir “siempre se puede más”, y me refiero a que si un equipo hace buenos papeles, se debe a que hay buen ambiente en todos los sectores, porque se trabaja bien en todos lados.
– ¿Tiene pilas para rato?
– Y no es fácil saber hasta cuándo me dará. A veces me duele la rodilla, cuando hace frío o mucho calor me bajoneo un poco. Pero bueno, estoy bien y cómodo. Temperley me ha ofrecido dos años más de contrato y estamos conversando. Lo concreto es que hasta fin de año seguro dirijo, después veremos.
– ¿Puede modificarse la realidad de la AFA?
– La verdad que espero que sí, pero no sé si podrá hacerse de un día para otro, tampoco lo hará una persona sola. Tiene que haber un cambio en la mentalidad dirigencial y que se empiecen a cumplir algunas cosas esenciales, como que los equipos que tienen deudas millonarias no sigan incorporando. Que sea justo en eso, porque de lo contrario los que no deben y se ajustan a sus presupuestos tienen menos chances.
– ¿Le genera algo especial enfrentar a Belgrano?
– No, pasa que son tantos los clubes en los que hemos trabajado. Lo que deseo es que se los atienda bien y que después gane el que mejor haga las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada