lunes, 21 de septiembre de 2015

DIARIO LA CAPITAL - UNIÓN 2 / TEMPERLEY 1 - 20/9/15

Domingo, 20 de septiembre de 2015  19:34 | Ovación

Unión logró un triunfo apretado pero justo ante el complicado Temperley

Riaño y Brítez hicieron los goles de la victoria, mientras que el empate transitorio fue de Grbec. El Gasolero jugó una hora completa con un hombre menos por la expulsión de Bojanich.

El Tatengue llevaba un mes y medio sin ganar.
Unión cortó hoy una racha de cinco jornadas sin lograr la victoria tras derrotar como local por 2 a 1 al complicado Temperley, que dio batalla a pesar de jugar gran parte del encuentro con diez hombres, al cabo de un interesante partido por la vigésimo quinta jornada del torneo de Primera División.
El Tatengue se impuso con goles de Claudio Riaño, a los 11 minutos del primer tiempo, y Emanuel Brítez, a los 17 del complemento, mientras que Javier Grbec, a los 2 de la etapa final había señalado el empate transitorio para el Gasolero, que jugó desde los 27 minutos de la primera mitad con un hombre menos por la expulsión de Gastón Bojanich.
Con esta victoria, Unión llegó a los 35 puntos y se mantuvo como el equipo de mejor rendimiento entre los recién ascendidos, en tanto, la visita no pudo conseguir la unidad que necesitaba para alejarse matemáticamente de la posibilidad de bajar de categoría.
La soleada tarde santafesina ofreció la mejor versión de Unión en la primera mitad. Favorecido por el excelente estado del campo de juego, el local ejerció un dominio persistente por sobre su mezquino adversario en base a un atildado juego de conjunto.
Las proyecciones de Brítez y Cardozo, el buen pie de Malcorra, el satisfactorio partido del defensor Sánchez y la peligrosidad de Riaño, resultaron un jeroglífico para los aplicados lugartenientes de Rezza.
El veterano entrenador gasolero armó una constelación de volantes dejando sólo a Grbec como referente ofensivo y al verse en desventaja le costó encontrar un plan B como para contrarrestar una superioridad por demás manifiesta del dueño de casa.
Una excelente asistencia de Malcorra desde la izquierda encontró a un oportuno Riaño, quien sin dejarla picar, sometió al indefenso Crivelli inaugurando el marcador.
A los problemas futbolísticos apuntados del celeste se le agregó la expulsión de Bojanich (debió irse unos minutos antes por un manotazo a Brítez), por lo que el panorama para el visitante no se presentaba con buenos augurios de cara al complemento.
A partir de la citada expulsión, Rezza retrasó a Aprile a la posición de lateral izquierdo resignado marca en el medio pero recién en la segunda etapa se decidió a adelantar el equipo unos metros en pos de nivelar el score, coyuntura un tanto quimérica debido a las circunstancias apuntadas.
Pese a ello, una pésima marca tatengue a la salida de un tiro libre lejano de Aguirre le permitió a Sambueza habilitar a un solitario Gbrec, quien vulneró sin contemplaciones a Nereo Fernández.
Rebelado por la injusticia, el dueño de casa intensificó su búsqueda convirtiendo en figura al tan veterano como eficaz Aguirre, líder indiscutible de la resistencia del conjunto del Sur del Gran Buenos Aires.
Un furibundo disparo de Malcorra desde fuera del área que se estrelló en el travesaño a los 12 fue el anuncio de lo que ocurriría cinco minutos después.
En ese sentido, Brítez con un cabezazo y ante el estatismo de Crivelli se aprovechó de un centro magistralmente ejecutado por Malcorra (figura excluyente de la tarde), estableciendo un score un tanto más acorde a los méritos realizados por uno y otro.
Los últimas misceláneas del match mostraron la vergüenza deportiva de la visita que vendió cara su derrota pese a jugar en inferioridad numérica durante gran parte del cotejo y en base a arrebatos estuvo a punto de amargarle la tarde a un Unión, que pudo haber pagado un caro precio a su conformismo postrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada