sábado, 11 de julio de 2015

OLÉ - RIVER 1 / TEMPERLEY 1 - 11/7/15

RIVER 1 - TEMPERLEY 1

Con poco gas...

River se fue golpeado del Monumental.
River se fue golpeado del Monumental.
11-07-2015

River arrancó con todo ante Temperley en el Monumental, incentivado por el regreso de Saviola y hasta se puso arriba con una golazo de Ramiro Funes Mori, pero fue solo eso. El Gasolero se lo empató con Esparza. El martes, vs. Guaraní, por la Copa.

Todo lindo. Vuelta al Monumental luego de un semestre dulce, con la recuperación en el torneo y, sobre todo, el presente en la Copa Libertadores: semifinalista, habiendo dejado afuera a Boca. Para colmo, volvieron Lucho González y Javier Saviola. Justamente, el Conejito fue anunciado como titular -uno de los más aplaudidos en el estadio- y el contexto era perfecto para los hinchas. Hay más, claro. El Millo arrancó con todo ante Temperley, gritando un golazo de Ramiro Funes Mori. Pero se quedó en eso. Tuvo poco gas ante un Gasolero que se lo empató y se llevó un gran empate de Nuñez.
La idea de juego estuvo plantada y pasmada desde un inicio. River, fiel a su ADN, a mover la pelota, jugando a un toque, buscando sociedades y triangulaciones como las que lograron Cavenaghi, Driussi y Boyé en el primer tiempo. Mientras, Saviola se mostraba como opción y los hinchas no le sacaban los ojos de encima. Sí, el Conejito estaba en el Monumental, en cancha y con la camiseta bien puesta. ¿Temperley? Mareado en un inicio, mejorando de a poco. Pero cuando se estaba acomodando, un hermoso tiro libre de Ramiro Funes Mori los bajó de la nube. Tremendo golazo, con la comba justa para meterse en el palo más lejano.
A priori, el gol iba a tranquilizar a River y desordenar al Gasolero, que le podría abrir huecos al local. Pero no. El que se hizo un hoyo propio fue el Millo, saliendo mal, entregando la pelota a uno de Celeste -Di Lorenzo-, quien vio justo a Esparza y el delantero definió con mucha clase por arriba de Chiarini (Barovero fue al banco). En el complemento, Gallardo movió el banco todo junto: tres cambios al mismo tiempo: Pity Martínez por Boyé, Lucho González por Solari y Lucas Alario por Cavenaghi. No fue positivo. El Millo fue perdiendo sociedades y apostó a las individualidades de sus héroes del pasado. Sin embargo, no hubo quien saque un conejo de la galera.
¿Y Ahora? Con este resultado -segundo empate al hilo, ya que viene de empardar ante Tigre-, el equipo del Muñeco quedó un punto abajo de San Lorenzo y en la misma línea que Boca, pero ambos deben el partido del domingo. El martes llega el primer chico vs. Guaraní por la Copa, la ida en Núñez. La obsesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada