lunes, 20 de julio de 2015

LA RAZÓN - TEMPERLEY 0 / INDEPENDIENTE 1 - 20/7/15

TORNEO DE PRIMERA DIVISION

Independiente confirmó su remontada con un buen triunfo ante Temperley

 
20 JUL 2015 | 00:05 Con gol de Albertengo, de cabeza, superó 1-0 al Gasolero como visitante. Así, sumó su segunda victoria consecutiva bajo el mando de Pellegrino.
Independiente confirmó su remontada con un buen triunfo ante Temperley
Independiente confirmó su remontada con un buen triunfo ante Temperley
1 de 2
Independiente confirmó su remontada con un buen triunfo ...
Como a todo entrenador frente a un nuevo desafío, a Mauricio Pellegrino lo debe acompañar un sueño de grandeza. Un sueño con forma de cancha, poblado de circulitos y flechitas. Por ahora, sin embargo, los sueños, sueños son. Claro que el entrenador de Independiente sumó anoche otro motivo para soñar bien fuerte. El conjunto de Avellaneda le ganó 1-0 a Temperley, de visitante, y acumula así dos victorias en dos presentaciones con el Flaco en el banco de suplentes. El Rojo fue superior y festejó con un testazo de Lucas Albertengo. Se empieza a notar el cambio de cabeza.

Magia o no, la salida de Jorge Almirón alivió las espaldas de los jugadores, que también aprovecharon las vacaciones para hacer borrón y cuenta nueva. Primero llegó el triunfo sobre Olimpo, en el estadio Libertadores de América. Ayer halló otra sonrisa en el sur del Gran Buenos Aires. Dominó varios pasajes del encuentro gracias a la movilidad de Matías Pisano y al buen momento de Martín Benítez. El joven delantero, autor de un doblete ante los bahienses, ayer fue un asistente de lujo para Albertengo: a los 9 minutos del segundo tiempo desbordó por la derecha y le puso la pelota en la cabeza a Albertengo, que apareció solo en el área chica y abrió un partido complicado.

Hasta entonces, Independiente había pasado indistintamente del ataque organizado a la contra feroz. Y, aunque Temperley también tuvo el balón, el dominio había sido del Rojo. Después de su grito, mucho más cómodo a la espera, apenas sufrió en la recta final del cotejo, cuando el equipo de Ricardo Rezza probó con repetidos centros en busca del empate. En el interín, Benítez estuvo cerca de liquidar el pleito con un lujo: la pelota se elevó por encima del arquero y dio en el travesaño.

Hacía rato que no ganaban los cinco grandes. Hacía rato, 22 fechas, que Independiente no sonreía dos fines de semana consecutivos. Entre tantas flechas y círculos que pueblan su cabeza, Pellegrino sigue disfrutando de la calma en su trabajo de restauración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada