lunes, 16 de noviembre de 2015

OLÉ - REZZA DEJÓ DE SER EL ENTRENADOR DE TEMPERLEY - 16/11/15


Tributo para un caballer





Publicado el 




Podría interpretarse como una noticia menor, siempre y cuando atribuyamos la noción de “mayor” a lo que atañe a cuatro o cinco clubes y un puñado de los cracks que supimos conseguir. Pero qué interesante resulta examinar lo que parece obvio y más de una vez descubrir que lo obvio no sólo no es obvio: también es engañoso. Ricardo Rezza abandonó la dirección técnica de Temperley y a la vez deslizó que no volverá a calzar el buzo de míster, el que vistió después de tantos y tantos años una vez concluida su espléndida trayectoria como futbolista, cuando un menisco averiado forzó su retiro del fútbol activo a los 32 años. 
Hasta ayer el DT más longevo del fútbol argentino (67 abriles), destacó como un genuino especialista en armar equipos de bajo presupuesto que devinieron prósperos. Orientó ascensos de Gimnasia y Tiro de Salta (dos veces), Belgrano de Córdoba, Villa San Carlos y Temperley, dos en una temporada, un notable registro que en poco tiempo convirtió un equipo de la Primera B Metropolitana en uno de Primera, que ahí mismo estará en 2016. 
Estudioso de tiza y pizarrón pero respetuoso de todas las formas de concebir el deporte de la número 5, laburante silencioso, metódico, riguroso, consta en Rezza en privilegio infrecuente: jugaba de número 2 y por cierto muy bien (en el Lobo de La Plata, San Lorenzo, la Selección Argentina, Salamanca, Sporting de Gijón), jamás fue expulsado y recibió un premio al futbolista ejemplar. Y conforme avanzó su carrera como entrenador, también en ese rol recibió una distinción vinculada con sus modos correctos.
Salute, caballero de los que no abundan. Salute, Rezza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada