viernes, 7 de noviembre de 2014

TODO X TEMPERLEY - CRÓNICA DE SANTAMARINA 3 / TEMPERLEY 1 - 6/11/14

07 de Noviembre de 2014UN TROPEZÓN INEXPLICABLE

Deportivo Santamarina goléo a un Temperley que extrañó varias de sus piezas
 
Escuche el Comentario del Partido
En partido muy opaco, aprovechando los errores del rival, Deportivo Santamarina goléo a un Temperley que extrañó varias de sus piezas más importantes, y que además presentó un esquema inadecuado.

El trámite futbolístico del encuentro jugado en Tandil fue vulgar, impropio de la categoría, con el local tratando de avanzar a los empujones y el visitante agazapado esperando meter una contra.

Durante parte del torneo anterior y del presente, hablé de los peligros que entraña esa postura. Es cierto que al Cele le faltaron, por lesiones o suspensiones, Sambueza, Oroná, Di Lorenzo y Grbec. No es una excusa, pero sí un atenuante. De todas formas, el planteo táctico elegido nada tuvo que ver con el que le permitió traerse tres puntos y con goleada de San Francisco, Córdoba. En Tandil reapareció el Temperley timorato, regalando campo y pelota al rival que, dicho sea de paso, es notablemente inferior al Gasolero.

Sin embargo, a pesar de sus limitaciones, Santamarina supo aprovechar los severos errores y desatenciones defensivas de Temperley. Lo increíble es que los dos primeros goles los marcó Mosquera, un marcador central con muy poco manejo. El equipo de Ricardo Rezza ni siquiera pudo terminar de festejar el empate parcial, pues el moreno defensor selló de inmediato su segundo tanto.

¿Pudo empatarlo Temperley? Sí, pero no tuvo la decisión que mostró contra Sportivo Belgrano y en una contra, el local marcó el tercero. Un marcador generosa e incomprensiblemente holgado. Después se iría expulsado Luis López, pero el partido ya estaba definido.

Otro muy mal arbitraje de Juan Pablo Pompei, quien pareciera que dirige desganado, por obligación, y algunas cosas incomprensibles. El cambio de Brandán (por lejos, el más desequilibrante del Cele) por Rojas, y la tardía entrada de Salina por Barrios, quien hizo lo que pudo volanteando por derecha, fuera de su puesto. ¿No era más lógico pensar en Salina de entrada sobre ese sector?

Entre los desaguisados tácticos, los errores en los cambios y el planteo presentado, Temperley le permitió a su limitadísimo rival quedarse con tres puntos, y sumar  el cuarto partido como visitante en el que le marcan tres goles. No me gusta apoyarme en las estadísticas pero, en este caso, pueden servir como disparador: habrá que analizar por qué, a tres de esos rivales que lo golearon, el Cele les ganó como local con absoluta autoridad.

Aun así, las chances de lograr el sueño máximo están intactas. La próxima parada brava será en el Beranger, seguramente ante una multitud. Se vendrá Crucero del Norte, un rival directo en la búsqueda del ascenso. Una gran oportunidad para retemplar el ánimo y volver a la senda  del juego ordenado y ambicioso, que le permitió a Temperley ser una de las atracciones de la B Nacional.


Por Carlos Algeri
Foto Gentileza Adán Solían


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada