viernes, 9 de diciembre de 2016

CLARÍN - TEMPERLEY 1-0 GODOY CRUZ - 9/12/16

Temperley rompió la mala racha sobre la hora

Campeonato de Primera División

En el Sur, el equipo dirigido por Gustavo Álvarez derrotó 1 a 0 a Godoy Cruz y sumó de a tres luego de seis fechas. El tanto fue de Marcos Figueroa en tiempo agregado.

Lo buscó hasta el último de los suspiros. Hasta ese tiempo de descuento en el que le salió el tiro del final, esa definición de zurda del ingresado Marcos Figueroa. Lo merecía Temperley, por su deseo de perseguir siempre el triunfo. Así, con este 1-0 ante Godoy Cruz, el Celeste -aunque sigue en zona de descenso- se entusiasma con la posibilidad de la permanencia.
Más allá del desenlace, el partido ofreció un desarrollo que cuenta las campañas de ambos. De un lado, este Temperley que juega con la calculadora en cada fecha, obligado por su promedio escaso. Así, con sus necesidades y recursos escasos tiene que salir a buscar triunfos. Le cuesta. Del otro lado, un Godoy Cruz -sin preocupaciones de promedio- que está pensando más en el futuro (su tercera participación en la Libertadores, en 2017) que en este torneo que recorre sin traumas. Pareció despojado de ambición. En consecuencia, entre uno que casi nunca pudo y otro que casi nunca quiso sucedió un partido de poco vuelo.
De todos modos, es cierto: Temperley -sobre todo en el segundo tiempo- se mostró superior. Por su intención de ir a buscar y porque a través de su conocido recurso de la pelota parada (bien administrada por Ariel Colzera) estuvo cerca de romper el cero. Así, terminó convirtiendo al arquero Rodrigo Rey en figura. Parecía imposible vencerlo. Pero había un premio para la constancia, sobre la hora. En la agonía. Esa de la que Temperley quiere escapar. Aunque le cueste tanto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada